Vídeo: Las osas pardas cantábricas y sus crías no hibernan

6 de Octubre de 2010

Los biólogos han descubierto que, en la cordillera Cantábrica, los osos no hibernan, hay algo que les mantiene despiertos. Han tenido que seguir sus huellas durante 9 inviernos, buscar su rastro en la nieve que oculta sus guaridas para constatar algo que nadie había comprobado científicamente: las osas cantábricas y sus crías de hasta dos años no hibernan porque están siendo amamantadas.El esfuerzo para los ejemplares hembra, desde el punto de vista de gasto fisiológico, es tremendamente grande.  Para compensarlo, salen de su letargo en busca de alimento, que obtienen porque el invierno cantábrico no es tan severo como otros que sufren los de su especie. Esta no hibernación ya la señaló hace cientos de años Alfonso XI. Decía el rey que las osas no dormían porque sus crías no las dejaban dormir.