Vídeo: La oposición pide revertir el

28 de Enero de 2014

El Hospital de la Ribera inauguró el llamado modelo Alzira en 1999 con financiación, propiedad y control públicos, pero con gestión privada. La experiencia no empezó bien. Hasta 2003 el hospital perdió cinco millones de euros. La Generalitat tuvo que rescatarlo, anuló la concesión e indemnizó a las empresas con 25 millones de euros. Tras ello, cambió las condiciones y devolvió la gestión a las mismas empresas, lo que hizo que empezasen a llegar los beneficios. Entre las nuevas condiciones estaban un aumento de gasto por paciente de casi el 70% y la concesión, además de la gestión hospitalaria, también de la atención primaria y de las especialidades. Con estas nuevas reglas, el Hospital de la Ribera ganó hasta 2011 26 millones de euros. El modelo se ha implantado en otros cuatro hospitales de la Comunidad Valenciana, como el de Manises. La Generalitat, de momento, no prevé cambios en su política de gestión sanitaria, pero tras la victoria de la