Vídeo: Ocho toneladas de basura tras el macrobotellón de Halloween en Valencia

1 de Noviembre de 2012

Gran despliegue policial en la noche de Halloween en Valencia. Más de cuatrocientos agentes, entre policía nacional, autonómica y local, vigilaron el centro de la ciudad para evitar que el macrobotellón ilegal convocado por cientos de jóvenes, acabara con los mismos incidentes que el año pasado.Era un botellódromo selectivo. Los agentes, convertidos en porteros de discoteca al aire libre, registraban todas las bolsas. Por algunas calles del centro histórico vetaban el paso con alcohol. La plaza de la Catedral, por ejemplo, estaba a rebosar pero sin un solo vaso a la vista.Las autoridades querían evitar que se desmadrara la fiesta como el año pasado que dejó un saldo de 37 intoxicaciones etílicas, cinco heridos y varios desperfectos en el patrimonio.Pero el botellón,  acotado o no, siempre incomoda a los vecinos. Aunque este año las ánimas se portaron mejor: sólo dejaron ocho toneladas de basura.