Vídeo: De nuevo Garzón, en el ojo del huracán

15 de Abril de 2010

No es mucho el recorrido que separa el Tribunal Supremo de la Audiencia Nacional, así que Baltasar Garzón, ha decidido acudir a declarar andando. Allí tenía que responder sobre los supuestos cobros del Banco de Santander para unos cursos en Estados Unidos. Ha salido con sus papeles bajo el brazo y sin compañía. Fuera sólo le esperaba una nube de periodistas. Esta vez no es la investigación del franquismo la que le lleva a declarar como imputado, sino unas acusaciones de prevaricación y cohecho por archivar una querella contra Emilio Botín. El magistrado tiene el apoyo de la fiscalía en ésta y en sus otras dos causas pendientes. Lo que el Fiscal del Estado no comparte son las críticas vertidas contra el Supremo. El PP carga contra el secretario de estado Gaspar Zarrías por asistir al acto en el que se atacó al Tribunal. Zarrías ha defendido la libertad de expresión y asegura que asistió como militante socialista y como ciudadano. Preocupados por la independencia judicial y a favor de la investigación de los crímenes del franquismo, los socialistas han presentado una moción en el parlamento vasco en apoyo a Garzón.