Vídeo: La nueva ley de seguridad ciudadana pretende impedir los escraches o las protestas frente al Congreso

19 de Noviembre de 2013

El Gobierno quiere poner freno a los escraches frente a los domicilios de los políticos, o evitar manifestaciones como la del 25S, a golpe de sanción:  Multas de hasta 600.000 euros, (5 veces el valor de una vivienda media en España), con el fin de proteger a los ciudadanos y preservar el orden público, es lo que defiende el portavoz popular Alfonso Alonso, frente al rechazo del resto de grupos, que critican los 55 artículos del proyecto de Ley.  El PSOE cree que se trata de represión ciudadana no de seguridad, y la izquierda plural denuncia que se trata de un intento de criminalización de los movimientos socialesLas sanciones son, en opinión del PNV, exageradas.  Multas de 100 a 1000