Vídeo: A nueva formas del crimen, reforma del Código Penal

11 de Marzo de 2010

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha defendido en el Congreso el proyecto de reforma del Código Penal del Gobierno. El proyecto plantea novedades como la figura de la libertad vigilada para casos graves de agresión sexual y la imprescriptibilidad para delitos de terrorismo con resultado de muerte.Caamaño ha defendido que esta reforma es "necesaria, idónea y adecuada" para hacer frente a las nuevas formas de delincuencia, combatir eficazmente la corrupción y trasladar a nuestro sistema el reproche social que merecen ciertas conductas.El portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, ha planteado la incorporación de prisión perpetua revisable porque, a su juicio, terroristas, pederastas  y violadores deben saber que "van a tener que arrepentirse cada día de su vida en la cárcel".Por su parte, Convergencia i Unió ha reclamado al Ejecutivo que durante el trámite de la reforma en comisión se endurezca el castigo para quienes cometan pequeños delitos de forma reiterada, con penas de cárcel de 15 días hasta tres meses.PNV, ERC-ICV-IU y el BNG han presentado sus enmiendas a la totalidad que han sido rechazadas. Todos los grupos que pedían la devolución del documento critican que la reforma supone un importante endurecimiento punitivo cuando el Código Penal español ya es uno de los más duros de la Unión Europea.El PNV ha hecho especial hincapié en la imprescriptibilidad del delito de terrorismo si hay víctimas mortales porque asegura en contrario a los tratados de derecho internacional e, incluso, a la Constitución.El apoyo que PP y CiU han dado a la reforma del Código Penal no garantiza la aprobación final del proyecto que, al tratarse de una ley orgánica, necesita mayoría absoluta para salir adelante.