Vídeo: Más del 20% de los niños sufre obesidad abdominal en España

28 de Enero de 2014

Un niño con un peso normal también puede ser obeso. No se refleja en la báscula pero sí en la cinta métrica. Medimos la cintura y después dividimos esos centímetros entre la altura, si el resultado es superior a 0'5 tendremos lo que se conoce como obesidad abdominal. Es importante detectarla a tiempo porque los niños con esta patología pueden tener azúcar, colesterol y los triglicéridos altos. A largo plazo esta grasa localizada se almacena en órganos como el corazón, llegando a provocar incluso un infarto en la edad adulta. El tratamiento es sencillo, mucho deporte y una alimentación saludable.