Vídeo: Los niños de Alboraya, rumbo a Méjico

12 de Marzo de 2013

Isabel recibe un mensaje en el móvil. La peor de las noticias acaba por derrumbarla. La juez ha vuelto a valorar la situación familiar y ha decidido que sus tres hijos tienen que marcharse a Méjico. Han sido momentos de gran tensión. Ella, subida en un coche de la guardia civil, gritaba que la habían engañado. Decenas de familiares y amigos se tiraban al suelo para intentar impedir lo inevitable. Ha sido imposible frenar la furgoneta que transportaba a los niños. En el asiento de delante se apreciaba al padre y detrás a uno de los pequeños gritando y gesticulando. Isabel sólo podía ver cómo se iban sus hijos.