Vídeo: La nieta de Cousteau impulsa el sueño de su abuelo de convertir a Cabrera en el mayor parque natural del Mediterráneo.

10 de Marzo de 2013

Para Alexandra Cousteau vestirse de buzo es algo habitual. El mar ha estado presente en su vida desde que nació. Se lo inculcó su abuelo, el mítico explorador, Jaques Cousteau."Crecí en expediciones, mi abuelo me enseñó a bucear cuando tenía 7 años", recuerda Alexandra. Esos conocimientos han dado sus frutos porque ahora ella se sumerge en Cabrera para culminar un proyecto que su abuelo creía imposible: proteger la menor de las islas Baleares."Mi abuelo en los años 80 creyó que era demasiado tarde, pero yo he descubierto que no es demasiado tarde (para hacerlo). Pero tenemos que ampliar el actual parque nacional nueve veces másla extensión que tiene", asegura.Con la delimitación que propone Alexandra Cousteau a través de la organización "Oceana", Cabrera será el mayor Parque Nacional del Mediterráneo y se convertirá en una fuente de vida marina."Hay muchas especies como el mero, nacas como no había visto en mi vida. Muchas especies de peces que en Cabrera son más grandes que en cualquier otro lugar. ¡Un tesoro!", afirma Alexandra. Cabrera es además un importante enclave de posidonia, las algas marinas vitales para oxigenar el mar. Ahora depende de las instituciones conseguir la ampliación del parque Nacional de Cabrera. El sueño de Cousteau, 30 años después, podría ser una realidad.