Vídeo: Dos mujeres y sus hijos menores mueren en un accidente de tráfico

14 de Marzo de 2011

El accidente de tráfico que ayer acabó con la vida de cuatro personas, dos mujeres de entre 30 y 40 años y sus hijos de uno y ocho años, puedo producirse por un error de la conductora. Ocurrió a las 9:30 de la mañana en el tramo donde la N-340 enlaza con la autovía A-7 (entre Tarragona y Altafulla). El vehículo de las victimas invadió el sentido contrario y se empotró contra un camión. Los cuatro murieron en el acto. Pese a lo aparatoso del accidente, el conductor del camión resultó ileso. La policía investiga si la conductora se distrajo al intentar incorporarse a la salida de Tarragona. De lejos, en esa vía, la señalización está justo encima del carril contrario por lo que, la conductora, pudo equivocarse. De cerca, se aprecia que la señal está en la vía correcta y que no se interrumpe la línea continua que separa los dos carriles. Por eso, éste punto está considerado como uno de los puntos negros en esa carretera catalana. Los vecinos de la zona aseguran que ha habido muchos accidentes de coche en ese tramo porque los conductores se han equivocado en la salida y también se han incorporado al sentido contrario. Por eso piden que se cambie esa señalización o que se arregle el tramo.  Además del posible error humano, los pequeños no llevaban puestos ningún sistema de seguridad. Ni sillita ni cinturón de seguridad que los sujetara al vehículo.