Vídeo: La mosca negra llega al Delta del Ebro por octavo año consecutivo

16 de Julio de 2013

Los vecinos del Delta del Ebro sufren la invasión de la mosca negra cada verano desde 2005. Después de 8 años ya están alertados. Este pequeño insecto actúa sigilosamente y en grupo. Afortunadamente la mosca negra no transmite enfermedades, pero mantiene alerta a todos los habitantes de los pueblos cercanos. Su picadura es dolorosa y muchos de los afectados tienen que acudir al médico en busca de alivio. El gran caudal del Ebro de los últimos meses ha impedido que se lleven a cabo los tratamientos necesarios para eliminar las larvas, pero los técnicos esperan que puedan comenzar pronto, para acabar con esta plaga.