Vídeo: Un millón de euros de indemnización a una madre cuyo hijo sufrió importantes lesiones medulares al nacer

19 de Noviembre de 2013

El hijo de Rocío tiene 10 años y está prostrado en una silla de ruedas por una sucesión de negligencias médicas. Su madre rompió aguas en un Hospital de Tarragona. A su bebé se le salieron los pies. El médico que la atendía, en lugar de practicarle una cesárea tiró de los pies para sacarlo y le rompió una vertebra.Pero los médicos, según Rocío, le echaban la culpa a ella. Su bebé no respondía y a ella le preguntaban que había hecho y por qué había tardado tanto en acudir al Hospital. Su hijo estaba en estado vegetativo pero los médicos le dijeron que era debido a una enfermedad genética.Rocío afirma que su hijo estuvo cuatro meses y medio sin diagnosticar por no hacerle una resonancia magnética del cuello. Todo eso ha conllevado multitud de problemas para el niño que apenas tiene movilidad y para su familia que ha tenido que comprar máquinas especiales para que pueda comer, dormir o moverse.Ahora, un juez ha fallado que la indemnicen con un 1,3 millones de euros pero Rocío dice que nada va a compensar el daño que le han hecho a su hijo. Dice que el niño es consciente de todo, de que sus amigos corren, juegan y saltan y que él no puede hacerlo.Con la indemnización Rocío va a tener que asegurar la manutención de su hijo mientras viva. Lo primero y más básico será comprarle una nueva silla de ruedas que cuesta 12.000 euros.