Vídeo: El método que utilizan los lateros no es el más higiénico

23 de Agosto de 2013

Son agentes de paisano en busca de lateros. Nada más salir a patrullar dan con un vendedor. Incautan las primeras latas de la noche y les piden la documentación. Son multas administrativas de 250 euros, 62 si las pagan por adelantado. Si no tienen documentación pasan a manos de la Policía Nacional.     Curiosamente para demostrar que tienen papeles enseñan multas anteriores. Los conocen de sobra porque venden cada noche en los mismos lugares. Por eso han cambiado de estrategia. Ahora los que venden llevan encima muy pocas latas. Un compañero les suministra latas cuando se les acaban. Y otro les alerta si viene la Policía. Todos son multados.  Ahora las guardan en pisos franco,  aunque siguen utilizando también papeleras y alcantarillas. En el maletero de la policía se van acumulando más latas. Los vendedores ganan unos 20 euros por noche. Y están más que acostumbrados a que los multen.  Las latas acaban en este contenedor, pero mañana se repetirán las escenas. Unos intentando vender,  y otros intentando acabar con la venta ilegal.