Vídeo: Mayores impuestos a los que más contaminen

10 de Febrero de 2011

Gran parte de la contaminación en las grandes ciudades proviene de los motores diésel y las autoridades medioambientales se plantean tomar medidas. Entre ellas, subir el impuesto de circulación a los vehículos más contaminantes. En contra de lo que se creía hace una década, los coches diésel contaminan mucho más que los de gasolina. Basándose en esta falsa idea, y en que el combustible era más barato, sus ventas se dispararon. Pero las cosas están cambiando: el gasóleo roza el precio de la gasolina, el precio de los coches es más alto y ahora podrían tener que pagar un impuesto mayor por ser más contaminantes. Quizás la solución pase por otro tipo de vehículos, cómo los híbridos y los eléctricos, a los que la crisis no ayuda a arrancar.