Vídeo: Mariano Rajoy explica la decisión de España de pedir dinero para la banca

10 de Junio de 2012

La mejor defensa, ya se sabe. "A mí nadie me ha presionado, el que he presionado he sido yo". Así de contundente se ha mostrado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha decidido comparecer ante los medios de comunicación antes de volar a Polonia para asistir al partido de debut de la selección española. Afirma que ha viajado tras resolverse la situación, después de que el ministro de Economía cerrara con el Eurogrupo la línea de crédito para la banca, que llegará al sistema financiero a través del FROB, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria. Y Rajoy no esconde su satisfacción, al contrario. "Oiga, esto de que le den a uno una línea de crédito, hasta 100.000 millones, no es tan fácil de conseguir", comentaba el presidente, "porque otros países europeos han tenido que inyectar dinero de sus propios fondos". La reducción del déficit y las reformas, a su juicio, han sido clave para convercer a Europa. "Si no hubiéramos hecho lo que hemos hecho en estos cinco meses", indicaba, "lo que se hubiera planteado hoy es la intervención del reino de España".Ahora, para acabar con la incertidumbre, sólo vale, en boca del ministro de Economía, mirar hacia adelante y actuar con transparencia. "Por ahí está el camino para la recuperación", afirmaba Luis de Guindos en la rueda de prensa de ayer sábado. Satisfacción en el Gobierno, preocupación en los sindicatos. Cándido Méndez, secretario general de la UGT, mostraba sus dudas. "Nosotros somos escépticos de que no haya más recortes"."Lo que se decidió ayer fue quién pagará el ladrillo", explicaba el coordinador federal de Izquierda Unida. "Y no serán los especuladores", se lamentaba Cayo Lara. Para su coalición, estamos ante un rescate y es una mala noticia. Para Convergencia i Unió, sin embargo, sólo es ayuda financieraUna mala noticia, el rescate, para Izquierda Unida. Sin embargo, una buena noticia, la ayuda financiera, para Convergencia i Unió. "Lo malo es que hayamos llegado a esta situación", ha explicado su portavoz parlamentario, Josep Antoni Duran i Lleida. "No es malo lo de ayer, es malo lo de antes, que nos llevó a lo de ayer". El PSOE, sin embargo, se defiende. "El Partido Socialista ha trabajado para no llegar a esta situación, desde el Gobierno y desde la oposición", ha indicado el secretario general del PSOE. Alfredo Pérez Rubalcaba cree que "es una mala noticia para España porque deteriora la imagen de nuestro país". Y que no se puede rescatar a los bancos y olvidarse de los ciudadanos. El PSOE pedirá una comisión de investigación en el Parlamento para delimitar las responsabilidades en todos los ámbitos. En lo que sí coinciden todos en bloque, en forzar a los bancos para que fluya el crédito cuanto antes.