Vídeo: La mafia irlandesa vivía en el lujo

26 de Mayo de 2010

La mafia irlandesa que operaba en la Costa del Sol blanqueaba el dinero a través de lujosas posesiones. El jefe de la banda, el irlandés Christopher Kinaham, de 53 años, dirigía el negocio de tráfico de armas y droga desde su mansión de Marbella valorada en seis millones de euros. Tanto él como su familia vivían rodeados de toda clase de lujos, producto del blanqueo de dinero. La banda tenía hasta seis complejos hoteleros en Brasil por valor de 500 millones de euros, propiedades inmobiliarias que podrían rondar los 150 millones y decenas de coches de alta gama.La policía científica continúa por el momento rastreando los vehículos en busca de huellas, analizando los móviles y ordenadores intervenidos en busca de nuevos implicados, aunque ya son 20 los detenidos en España, entre ellos, cuatro abogados españoles. Según las fuerzas de seguridad, la banda podría además estar relacionada con una veintena de asesinatos.