Vídeo: El maestro shaolin confiesa a la Ertzaintza que mató a una prostituta

3 de Junio de 2013

Juan Carlos Aguilar, el maestro shaolin que regentaba un gimnasio en Bilbao, ha confesado a las fuerzas de seguridad del Estado que mató a una prostituta. El maestro de artes marciales era detenido el domingo por torturar a una mujer, Ada, nigeriana de 29 años, a quien los sanitarios bilbaínos se afanan por mantener con vida.Todo se descubrió cuando un testigo avisó a la policía porque le vio forzar a su víctima a entrar en el gimnasio que regenta desde hace años.La historia de Ada, a quien la policía halló maniatada y con síntomas de tortura, era solo el principio. La policía halló en cajas, que no estaban escondidas, restos óseos.Pocas horas después las cámaras grababan la salida de una camilla con lo que podrían ser restos humanos.Durante toda la jornada la policía ha buscado sin cesar más restos en contenedores, en el vertedero de Bilbao, en el fondo de la ría y en el domicilio de Aguilar. De hecho allí se ha podido ver cómo operarios del servicio funerario entraban con otra camilla.Uno de sus vecinos lo describe como una persona totalmente asocial, que no hablaba con nadie y que "vivía a su bola".Mientras, Aguilar podría haber confesado ya que mató a otra mujer la semana pasada. Y la policía teme que podamos estar ante un asesino en serie.