Vídeo: El Madrid Arena, según urbanismo, era una trampa mortal

7 de Noviembre de 2012

Informe de urbanismo de 2010. La empresa municipal Madrid Espacios y Congresos pide licencia de funcionamiento especial para el Madrid Arena. Especifica que si celebran un espectáculo  recreativo, es decir una fiesta o un concierto, no superará en ningún caso las 8.649 personas sentadas, repartidas en 11 filas por nivel . La contestación de urbanismo es rotunda: si quieren meter a 8000 personas el edificio tenía que acondicionarse para evitar riesgos en caso de evacuación . Lo dice bien claro:  "cuando las gradas están extendidas en el nivel cero, se inutilizan prácticamente todos los pasos".Además urbanismo aclara  que había que controlar el aforo sobre todo en el nivel 1, el más desfavorable ante una evacuación ya que en estos puntos "existen cuellos de botella en las zonas de escaleras del nivel 1 y 2"Cuellos de botella, peligro de atasco, allí donde ocurrió precisamente la tragedia, el pasado 31 de octubre, el lugar donde no se enumeraron los asientos ni se dividió al público por zonas. Esto se alertó ya hace 2 años que podía pasar.El ayuntamiento dice que este informe se hizo para privatizar el edificio porque si era privado debería cumplir estos requisitos, pero si se quedaba con titularidad pública no tenía que adaptarse a esta normativa.