Vídeo: Una macroperación internacional contra la pornografía infantil destapa a cuatro pederastas que abusaban y grababan a niños en España

8 de Diciembre de 2012

Nuevo golpe contra la pornografía infantil en Internet. Desarticulada una trama que grababa en vídeo abusos a niños de Ucrania, Rumanía y Alemania. Los DVDs se vendían a través de la Red en 94 países y llegaron a facturar más de un millón de euros al año. La macroperación internacional se ha saldado en España con 38 detenidos e imputados por comprar este tipo de material. Pero algunos de los arrestados iban todavía más allá. La Policía, al registrar sus domicilios, descubrió que 4 de ellos también grababan material propio. Uno lo hacía en sus viajes como turista sexual. Otros tres abusaban de menores aquí en España. La operación espada se inició hace 8 años en Toronto. La policía canadiense comenzó a investigar tres páginas webs que vendían vídeos de pornografía infantil. Entre los compradores, 38 en España, repartidos en 17 provincias. "La compra de pornografía infantil es un paso más en la acción hacia el abuso de menores", explicaba Luis García Pascual, inspector jefe de la sección operativa de protección al menor de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional.Todos eran hombres y de perfil, como siempre en estos casos, variado. Algunos trataban con menores. Un catequista laico, un organizador de campamentos de la iglesia adventista, un profesor religioso o el responsable de un club ciclista de Madrid. Este último, por ejemplo, producía también sus propios vídeos. Llegó a abusar al menos de 14 niños, de entre 11 y 15 años."Si los chicos se negaban a ser fotografiados desnudos o a los tocamientos, tenía la cámara oculta montada para su grabación. También mantenía un diario de 10 años", comenta Eduardo Casas, oficial de la Brigada de Investigación Tecnológica.Dos de los detenidos son británicos que residen en Alicante. Uno pasó, incluso, un año en la cárcel en el Reino Unido. Cuando la Policía se disponía a iba a registrar sus domicilios descubrió que un menor estaba a punto de posar desnudo para ellos. "Incluso tenían una especie de contrato de confidencialidad y les pagaban una cantidad de dinero", añadía Casas.También en Alicante, otro de los detenidos poseía bastante material que había grabado con niños como turista sexual en Cuba y Marruecos. Y falta por conocer lo que guardaba encriptado en su ordenador el profesor religioso detenido en Málaga.