Vídeo: Macrofiesta en Pontevedra la misma noche de la tragedia

6 de Noviembre de 2012

Ocurrió la pasada noche de Halloween. La fiesta se convocó a través de las redes sociales, y acudieron más de 1.000 jóvenes. Se celebró en una nave en ruinas, ballenera de una vieja y abandonada conservera de Cangas do Morrazo. El recinto es muy peligroso, porque su estado es ruinoso. El techo y el suelo amenazan con derrumbarse y hay fosos llenos de agua y materiales tóxicos, con varios metros de profundidad. La fiesta, clandestina, se desarrolló sin problemas, pero la policía ha abierto una investigación para averiguar quién está detrás. No hacía falta ni siquiera ser mayor de edad para acceder al recinto. Y no es la primera vez, además, que se celebraban fiestas de este tipo en este local.