Vídeo: Logroño le niega una ambulancia a una paciente que necesitaba un implante de dedo

25 de Noviembre de 2011

Miren Martínez, de 31 años, se cortó podando vides en la bodega de su familia en Elciego (Álava). Uno de los trabajadores de los viñedos la llevó al Hospital de San Pedro, en Logroño, el centro más cercano. El dedo debía reimplantársele con microcirugía, una especialidad de la que carece ese hospital. Martínez debía ser trasladada urgentemente al centro de referencia que le corresponde: el Hospital Donostia, de San Sebastián. El servicio riojano de salud, sin embargo, se negó a transportarla en una de sus ambulancias. Martínez tuvo que esperar a que el País Vasco enviase una desde Vitoria. Cinco horas después los médicos le reimplantaron el dedo, cuando el tiempo máximo recomendado en estos casos es de seis horas.