Vídeo: La llegada de las vacaciones escolares eleva el número de niños que se atienden en los comedores sociales.

3 de Junio de 2013

Los colegios empiezan el horario de verano y los comedores echan el cierre. En Valencia, la casa de la caridad sabe que va a tener que echar el resto para dar de comer a muchos niños. Sirven, de media, 500 comidas al día, pero saben que a partir de ahora tendrán que dar más porque con la llegada de junio los niños ya no tienen clase por la tarde y la mayoria de los comedores escolares cierra. Para los responsables de la Casa de la Caridad de Valencia esto va a provocar la llegada masiva de niños a este comedor social. Lo corrobora Toni González, jefe de cocinas, que hoy ya ha preparado un menú pensando en los niños que llegarán con sus padres.Saben que llegarán porque ya lo hicieron el año pasado y porque la situación que se vivió también durante las pasadas fiestas de Semana Santa y Fallas, cuando muchas familias sin recursos se vieron obligadas a traer a los más pequeños a este comedor para que al menos pudieran hacer una comida completa al día.Es lo que dice Guadalupe Ferrer, Directora de la Casa Caridad, que sabe que, en muchos casos, la que hagan aquí será la única comida del día para muchos pequeños.Hace unos meses la Casa de la Caridad habilitó un nuevo comedor destinado a familias con niños, pero nada más abrir se colapsó. Ahora temen que la situación pueda desbordarse durante el verano.