Vídeo: La letra ilegible de los médicos tiene cerca su final, la receta electrónica

13 de Septiembre de 2012

Hay recetas que parecen jeroglíficos, los pacientes y en algunos casos incluso los farmacéuticos no entendían la cantidad prescrita. Tamnto es así que para descifrar la receta del doctor Gimeno fue necesaria la intervención de un paleófrafo. Por ello los pacientes lo dejan todo en manos de la farmacia. Aunque ha habido veces que ante la incomprensión de la propia farmacia el paciente ha tenido que irse sin el medicamento. La mala caligrafía de los galenos ocasiona un 7% de los errores en la prescripción. Algunos apuntan en broma que puede ser un mensaje críptico a propósito entre médico y farmacéutico para evitar que se sepa la información. Lo que está claro es que la receta electrónica relegará al pasado estos malentendidos.