Vídeo: El uso de lenguas cooficiales en el Senado, ¿gasto innecesario o justificado?

19 de Enero de 2011

El gallego, el euskera, el catalán y el valenciano se estrenaron ayer en el Pleno del Senado, pero la polémica por su uso en la Cámara Alta continuaba hoy coleando.Las lenguas cooficiales ya se usaban en la Cámara territorial desde el 2005 pero exclusivamente en la Comisión General de las Comunidades Autónomas, ahora los senadores que lo deseen también podrán utilizarlas en las mociones de los plenos.El gasto de este nuevo 'servicio' de traducción le costará al Senado 350.000 euros anuales, es decir, 12.000 euros por sesión plenaria, destinados a pagar a los siete traductores destinados a este menester y el gasto de los 'pinganillos' de que disponen todos los senadores.Para algunos senadores, como los del Partido Popular, se trata  un gasto injustificado e "inútil". La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, lo ha calificado de "disparate".Mientras, para socialistas y nacionalistas, impulsores de la iniciativa el coste no es especialmente significativo."Puede parecer que tiene un coste a corto plazo pero es muy importante a medio y largo plazo", ha asegurado la senadora socialistas Matilde Fernández.Los defensores de la medida creen que la Cámara Alta se ha convertido por fin una 'verdadera cámara territorial' mientras que sus detractores consideran que se ha transformado en un 'babel de lenguas' innecesario, ya que el castellano pueden expresarse y lo entienden todos los senadores.