Vídeo: La Junta de Andalucía intenta deshauciar a una familia en Alcalá de Guadaira

26 de Octubre de 2013

Cuando a Chari con 24 años la vida se le puso cuesta arriba decidió ocupar esta vivienda social  porque la otra opción era vivir en la calle con dos niñas y un bebé de 6 meses a su cargo. Lo hizo tras llevar más de dos años  en una lista de espera como solicitante de un piso social. Pero a los dos meses la Junta de Andalucía, propietaria de la vivienda, le exige que lo abandone. El Ayuntamiento de esta localidad sevillana aprobó en pleno declarar la ciudad libre de desahucios. Pepe, que dedica su tiempo a ayudar a familias como esta, no entiende la incoherencia. La Consejería de Vivienda ha paralizado por ahora el desahucio. Asegura que buscan una solución: regularizar su situación en esta vivienda o bien ofrecerle otra.Mientras Chari y sus hijas seguirán viviendo entre escombros.