Vídeo: Fue a juicio por una negligencia médica con su hija y puede acabar condenada

20 de Febrero de 2013

Carmina lucha cada día por hacer frente a unas tasas judiciales desorbitadas que ascienden a 7.000 euros que debe abonar al Tribunal Supremo. Sonia padece el síndrome orofaciodigital, tiene dieciséis malformaciones que su médico no detectó durante el embarazo. Su madre lo considera una negligencia, razón por la que lo llevó a juicio. Pero el juez no le dio la razón, recurrió al provincial y volvió a perder. Ahora se enfrenta al pago de las tasas judiciales pero también a una condena. Si no paga los 7.000 euros será condenada a pagar 65.000 euros. Necesita reunir el dinero y señala que es muy duro porque debería estar cubierto por el Estado. Tiene veinte días laborables para reunir todo el dinero.