Vídeo: El juicio contra los imputados en el caso de Marta del Castillo se celebrará ante un jurado popular

12 de Abril de 2010

El juez que investiga el caso de la desaparición y muerte de Marta del Castillo ha dictado hoy el auto de juicio oral contra los cuatro acusados, mayores de edad, imputados. El juez imputa al asesino confeso, Miguel Carcaño, dos delitos de violación y uno de asesinato. La resolución judicial ha sido notificada hoy personalmente a los cuatro acusados. Carcaño ha recibido la noticia en la cárcel donde se encuentra preso, en la localidad sevillana de Morón de la Frontera. Mientras que su hermano mayor, Francisco Javier Delgado, la novia de éste, María García Mendaro, y Samuel Benítez, imputados por encubrimiento, han acudido personalmente al juzgado de Instrucción número cuatro de Sevilla. En cuanto al Cuco, menor de edad y amigo de Carcaño, será procesado en un juzgado de Menores. El auto consta de 50 folios donde se recoge que la joven Marta del Castillo fue asesinada en un piso de la calle León XIII de Sevilla. Además, el auto acuerda que el juicio contra los cuatro adultos imputados se celebre ante un jurado popular y no ante un tribunal profesional. Según el relato del magistrado, Marta, Miguel y Javier G.M., alias el Cuco, estaban juntos en el piso de León XIII, donde los dos chicos consumieron hachís y ron, aunque "nunca perdieron el control de sus actos".La agresión a Marta del Castillo se inició cuando la joven le negó un beso a Miguel, a lo que éste le dio un puñetazo en la cara, que fue seguido por golpes de ambos chicos.Tras ello, Miguel y el Cuco la trasladaron al dormitorio, la desnudaron y la violaron, mientras la amenazaban con una navaja. Luego le ataron las manos a la espalda, le colocaron el cable de una alargadera en torno al cuello y la ahogaron hasta que la víctima falleció, algo que comprobaron aplicándole un tensiómetro.El hermano de Miguel, Francisco Javier Delgado, no se encontraba en las casa en el momento del asesinato, pero el juez considera que sí participó en el plan para deshacerse del cadáver de Marta, al igual que su novia, María García Mendaro. El ADN de María esta en los rollos de cinta aislante con los que pudieron empaquetar el cadáver.Samuel Benítez Pérez fue telefoneado por Miguel y Cuco, pasó por la casa de Javier G.M. para recoger el coche de su madre, y condujo hasta León XIII.  En torno a las 2 horas de la madrugada sacaron el cadáver de Marta, envuelto en una manta, con ayuda de una silla de ruedas de la madre de Miguel, según el testimonio de dos testigos.Después, los acusados escondieron al cuerpo de Marta para evitar que lo encontraran, en un lugar que aún no ha podido ser descubierto.El juez también reconoce en el auto que en sus comienzos la investigación fue errática, argumentando que el principal problemas fueron los testimonios contradictorios de los vecinos de Marta del Castillo.