Vídeo: El juez ordena el ingreso en prisión de Miguel Blesa por la compra de un banco de Florida

16 de Mayo de 2013

La compra del City National Bank es la punta del iceberg de los problemas para Blesa. Una causa que también investiga los 131 millones concedidos a Marsans, la empresa de Díaz Ferrán, hoy en prisión. En el 96 Miguel Blesa llega a la presidencia de Caja Madrid de la mano de José Maria Aznar: amigos, compañeros y también vecinos en Logroño. Al frente de la entidad estuvo hasta 2010. Blesa fue víctima de la guerra entre Aguirre y Gallardón, presidenta y alcalde entonces, por controlar la segunda caja del país. Al final, Aguirré venció. Un micrófono oculto captó los deseos de Esparanza Aguirre: "Yo creo que nosotros hemos tenido la inmensa suerte de poderle dar un puesto a IU y quitárselo al hijoputa". Se fue con una indemnizaciónde dos millones y medio de euros. Lejos de los 25 millones que él quería. Rato lo impidió. Y también dejó numerosas sombras en su gestión. Concedió un crédito de mil millones de euros a Martinsa-Fadesa, la inmobiliaria que acabó en bancarrota, y llevó un agresiva política en la concesión de hipotecas. El germen para muchos de los 20.000 millones euros de rescate que tuvo que pedir Bankia hace un año. Blesa negó cualquier responsabilidad en el Congreso: "Los excesos los cometimos todos". Tampoco asumió ninguna culpa por las comercialización de las preferentes bajo su mandato. "No tenemos la costumbre de leernos ninguna de la letra pequeña de nada", señaló. Y restó importancia la compra de un BMW de medio millón de euros en 2009 por Caja Madrid. "Créanme, ir en un coche blindado no es la cosa más cómoda del mundo", dijo entonces. Cómodo o no, al también invitado a la boda de la hija de Aznar, hoy sus otros planes, casarse el 8 de junio, podrían verse alterados.