Vídeo: El juez considera que no sólo el maquinista es responsable del accidente de Santiago

21 de Agosto de 2013

El juez lo deja claro: una señal para reducir la velocidad de 220 a 80 kilómetros por hora tan cerca de la curva hace imposible que se frene. Hoy un informe del sindicato CGT aporta una foto en la que se ve que en la entrada del túnel está la primera señal que avisa de la curva de A Grandeira. La señal emite un pitido que el maquinista oyó, pero ya era demasiado tarde. Sindicatos de maquinistas afirman que el sistema de frenado de la vía en ese tramo podría haber sido mejor, porque justo antes de la curva el sistema ERTMS, el que usan los trenes de alta velocidad, se sustituía por el ASFA, más antiguo. Además, CGT coincide con el juez en que el único aviso con tiempo que tenía el maquinista era el libro de circulación de la ruta. En él figura escrito que en determinado punto la velocidad máxima cambia de doscientos veinte a ochenta kilómetros por hora, pero no deja de ser una lista de lugares y velocidades fácilmente olvidable. Por todo esto el  juez ha llamado como imputados a los responsables de la seguridad en ese tramo de Adif. La compañía afirma que no existe en su organigrama ningún cargo que se ajuste a esa descripción y que sus servicios jurídicos están decidiendo quién debe comparecer ante el juez.