Vídeo: Irregularidades en las entradas del Madrid Arena

9 de Noviembre de 2012

Eduardo era compañero de Rocío. El y sus amigos compraron 6 entradas para la fiesta de Halloween a un relaciones públicas. Pagaron 22 euros cada uno. Ahora se han dado cuenta de que las entradas no eran como las de otros de sus amigos, tenían un diseño diferente.Estas entradas llevaban un código de barras que deberían haber pasado por un lector, otras no lo llevaban y eran arrojadas a un cajón sin pasar ningún código. Esto hace pensar que había entradas distintas con  distintos precios. Desde los 18 euros hasta los 25, aunque se ofrecía exactamente los mismo. También hay quienes reconocen que accedieron al recinto con tickets falsificados. Ahora el juez, la policía y la hermana de Katia, una de las fallecidas, buscan estas entradas para demostrar que hubo irregularidades en la venta  y que hubo exceso de aforo pero todo hace pensar que han desaparecido.