Vídeo: Irene Villa, feliz tras el nacimiento de su primer hijo

14 de Julio de 2012

La imagen de la felicidad lleva hoy su nombre y el motivo no es otro que él: su hijo Carlos. Irene Villa, víctima de la banda terrorista ETA, fue madre el pasado sábado. "Para mí es una recompensa, un regalo del cielo", dice orgullosa. Además, afirma entender mejor a sus padres ahora y a los de Miguel Ángel Blanco y a todos los padres de víctimas del terrorismo. "Me pongo en su piel y digo: que no me toquen a mi hijo", confiesa. Irene dice que no le preocupa el mundo que le deja y afirma que lo único que quiere para él es que sea feliz y que sea capaz de afrontar cualquier cosa. Desea con todas su fuerzas que su hijo no conozca la violencia. "Ojalá no conciba las bombas, los tiros, que eso le parezca de la prehistoria", asegura.