Vídeo: Irán a la cárcel por provocar ruidos para echar a sus vecinos

24 de Abril de 2013

Los marqueses hacían la vida imposible a sus vecinos. Su objetivo: echar a los que vivían encima, porque al parecer les atribuían fenómenos extraños. No escatimaron en medios: usaban altavoces pegados a los techos, radiocasetes y alarmas en armarios, etc., desde el baño hasta la cocina. Pero la tortura la padecieron todos los vecinos del bloque durante diez años. Ahora un juez de Barcelona ha condenado a la pareja de aristócratas a dos años y un día de prisión por un delito continuado de coacción. La sentencia admite que hubo provocación y el juez no duda del efecto nocivo del ruido en la salud. Si se confirma la sentencia irán a la cárcel. Los marqueses ya no viven en el inmueble. Tienen una orden de alejamiento. No pueden acercarse a 500 metros del bloque. Además, el matrimonio deberá indemnizar con 45.000 euros a los que eran sus vecinos de arriba.