Vídeo: El invierno se resiste a desaparecer

13 de Abril de 2010

Tras un fin de semana en el qué el sol y las temperaturas primaverales han sido la tónica general en toda España esta semana ha vuelto el mal tiempo a la península.En Barcelona, ayer las temperaturas empezaron a bajar y las nubes y la lluvia empezaron a tomar protagonismo y hoy la tendencia ha continuado igual. En la Ciudad Condal se ha despertado con una temperatura de siete grados centígrados. En la calle, vecinos y turistas se han mostrado resignados a volver a sufrir unas temperaturas invernales, que tras varias semanas de primavera, se resisten a desaparecer. En otros puntos de Cataluña esta repentina bajada de temperaturas ha sido más acusada e incluso se han dejado ver algunos copos de nieve. Es el caso de Berga, donde han caído unos pocos centímetros, suficientes para que cuaje a tierra. La nevada primaveral ha sido bien recibida por los vecinos y no ha causado grandes problemas de circulación en el pueblo. En otros municipios de la zona del Berguedà y Cerdanya también se han registrado pequeñas nevadas. La cota de nieve se sitúa alrededor de los 1.600 metros. Esta situación de cielos cubiertos se mantendrá al menos hasta jueves. Las temperaturas irán en ligero ascenso aunque se mantendrán suaves, aunque sin llegar a los valores de los últimos días.En la Comunidad Valenciana los termómetros también han caído, situándose en los cuatro grados de media. Ayer mismo los valencianos disfrutaban de un espléndido sol y temperaturas de hasta veinte grados, pero hoy la ciudad ha amanecido con lluvia, viento y una temperatura de 15 grados. La mitad norte de España tampoco se ha librado del frío. Tras varios días con temperaturas que rondaban los 25 grados centígrados los vitorianos han tenido que volver a sacar los abrigos de los armarios y, después de disfrutar de unos días de sol, han encendido de nuevo las calefacciones. Esta mañana los termómetros de la capital alavesa marcaban cinco grados.Este cambio en el tiempo se debe a una masa de aire frío que se ha descolgado desde el centro de Europa. Las lluvias de momento no remiten y continuarán durante toda la semana, a partir de mañana serán especialmente intensas en Extremadura y en Andalucía Occidental.