Vídeo: Los inversores en huertos solares afirman que la reforma energética va a arruinarlos

7 de Agosto de 2013

El huerto solar de Crevillente (Alicante) iba a ser el seguro de vida para sus dueños, Rafael Durán e Ignacio Candela. Lo compraron en 2007, cuando al energía fotovoltalica recibía un impulso estatal promovido por el Protocolo de Kioto. Los inversores confiaban en la alta reentabilidad que obtendrían a largo plazo, beneficios con los que podrían complementar su pensión o pagar la universidad de sus hijos.Con las medidas posteriores, entre ellas la reforma energética, ha dejado de ser una inversión para convertirse en un gran problema para los dueños. El Gobierno ha bajado las primas, establecido un número de horas de emisión de energía con derecho a ayuda y creado nuevos impuestos para el sector. Al recortar las ayudas a las energías renovables estas plantas han dejado de ser una fuente de dinero a largo plazo para convertirse en una compra poco reentable. Sus dueños afirman que "no se puede cambiar las reglas a mitad del partido" y que ahora no saben como podrán pagar al banco.No es el único caso, unos 50.000 inversores en España se pueden ver afectados.