Vídeo: Interior ordena la detención del diputado autonómico Sánchez Gordillo

8 de Agosto de 2012

El histórico alcalde de Marinaleda, icono de la izquierda rural y diputado por IU en la Asamblea andaluza, Ignacio Sánchez Gordillo vuelve a la acción. Ayer participó en el asalto a uno de los dos supermercados que fueron objetivo del Sindicato Andaluz de Trabajadores. Sánchez Gordillo dice que se trata de una expropiación forzosa de comida para entregársela a una ONG ante la situación desesperada de muchas familias. Hoy, a las puertas de la finca 'okupada' Las Turquillas, propiedad de Defensa, Gordillo espera el desalojo de la Guardia Civil. El diputado de IU justifica la ocupación y también el asalto de ayer. "Es un acto de expropiación forzosa porque en Andaluía se pasa hambre y es una acción simbólica", explica. No es la primera vez que protagoniza acciones polémicas. Ya ha ocupado varias fincas y hasta la sede de un banco. Incluso convenció a Cayetano Martínez de Irujo de que los jornaleros merecían el PER. "La alta delicuencia es la de los bancos", explica. Por aplaudir desde fuera el asalto a dos supermercados, su partido ni le expedienta, sanciona ni le reprocha. Diego Valderas, vicepresidente del Gobierno andaluz y coordinador general de IU, asegura que "hay problemas más importantes". Fuera de su grupo lo califican de acción ilegal. Soraya Rodríguez, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, recuerda que "el fin no justifica los medios y debe someterse a las reglas como diputado". Griñán lo califica de barbaridad y Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, alerta de que "es una acción delictiva y debe dar ejemplaridad". El Ministerio del Interior ha ordenado la detención de los responsables del asalto.