Vídeo: Interior del Gobierno vasco asume que la muerte del aficionado del Athletic de Bilbao pudo ser causada por una pelota de goma

10 de Abril de 2012

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha asumido hoy que la muerte de Iñigo Cabacas pudo deberse a la actuación de la Ertzaintza tras el partido que enfrentó al Athletic con el Schalke 04. Aunque Ares no descarta ninguna hipótesis. Durante una rueda de prensa en la comisaría de Erandio, ha mantenido que se está llevando a cabo una rigurosa investigación para esclarecer lo que ocurrió la medianoche del jueves en la bilbaína calle de María Díaz de Haro. Según el relato cronológico de los hechos, a las 23.27 horas los servicios de emergencias recibieron una llamada en la que requerían la presencia de la Ertzaintza en ese callejón porque había dos heridos por una discusión entre aficionados. Dice el consejero que los agentes solicitaron refuerzos hasta en dos ocasiones porque a su llegada recibieron un nivel muy fuerte de agresión. Según su tesis, la necesidad de más efectivos no sólo respondía al afán por garantizar la seguridad de los agentes, sino para hacer posible que los servicios de emergencias llegasen a los dos heridos de los que se había informado. Los amigos de la víctima mantienen que Iñigo no estaba involucrado en la disputa y aseguran que fue el impacto de una pelota de goma lo que le provocó la lesión. Mañana se celebrará su funeral y hasta dentro de dos o tres días no se conocerán los resultados de la autopsia.