Vídeo: El indigente acogido por una familia de Barcelona regresa a la cueva donde malvivía en Alicante

18 de Marzo de 2010

Rafael pedía auxilio desde la cueva en la que vivía en Alicante. Una pareja le ofreció un cómodo hogar en Barcelona y hasta allí viajó. Pero la convivencia ha durado sólo cuatro días. Por eso, Manuela, la persona que le acogió en su casa como uno más de la familia está desolada. No entiende qué ha salido mal. Asegura que le abrieron las puertas de su casa donde disponía de una habitación y de un baño para él sólo. Al parecer, el nuevo inquilino no se adaptó a su nueva vida. Sin dar muchas explicaciones regresó a Alicante donde no ha sido difícil encontrarle otra vez en su cueva. En su refugio, Rafael espera a que la vida le brinde otra oportunidad que le permita vivir a su manera.