Vídeo: Una de las Iglesias más bucólica del país está en el pueblo mallorquín de Son Servera

28 de Octubre de 2012

Desde el aire, como en la mayoría de pueblos sobresale su iglesia...pero si nos acercamos a ésta nos damos cuenta que algo no cuadra.   Entramos pisando la hierba. No encontramos ni rosetones con cristales de colores, ni imágenes religiosas, ni lámparas, nada que se pueda mojar.   Nos preguntamos por qué el pueblo mallorquín de Son Servera tiene una iglesia tan bucólica. La respuesta es que después de 30 años de construcción y todavía en la primera fase, en el año 1929 se paralizaron las obras.    Después de décadas en estado de abandono, se decidió recuperar este edificio y volverlo a utilizar para actos religiosos y también culturales.  Son Servera no quiere ni oír hablar de ponerle tejado a su iglesia.  Quería ser una pequeña catedral neogótica...ahora, lejos de su objetivo inicial, es la sensación y el orgullo de un pueblo.