Vídeo: Iglesia improvisada en plena calle

8 de Enero de 2013

La única iglesia de Guájar Fondón está en estado ruinoso. Las vigas y el techo están en mal estado. Restaurar el templo cuesta 160.000 euros y de momento ninguna institución publica ni privada ha querido asumir los gastos de las obras. Por eso han tenido que recurrir a la habitación de la casa de una vecina, que de forma desinteresada, la ha cedido para que se puedan celebrar los actos religiosos. Pero en el caso de los funerales, las pequeñas dimensiones de la habitación obligan a tener el féretro en la calle, con el consiguiente malestar de los familiares.