Vídeo: La huelga de limpieza en Madrid, en el límite

15 de Noviembre de 2013

Ellos no están en huelga, pero su cometido se limita a recoger los contenedores de basura domésticos, no los desperdicios que se acumulan en las calles, por eso, pasan como pueden por encima de la suciedad que se ha apoderado de la calles."Madrid no puede más". Ya lo decía la alcaldesa para justificar el ultimátum que lanzaba a los huelguistas. Plazo que finaliza a las cinco de esta tarde.Entonces y si no hay acuerdo, los funcionarios de la empresa pública Tragsa se deberían hacer cargo de cumplir los servicios mínimos.Ellos ya se han pronunciado en apoyo de los barrenderos y jardineros de la capital,asegurando que no participarán en "las artimañas" de la alcaldesa para vulnerar el derecho a huelga de los trabajadores, al considerar que los está utilizando como esquilores.Además, ellos también están negociando un ERE que afecta al 23 por ciento de su plantilla y dicen que la mayoría de trabajadores de deberían realizar esas tareas, van a ser despedidos.Pero desde Tragsa, dependiente del Ministerio de Agricultura, aseguran que tiene la obligación de responder a los encargos de la Administración.