Vídeo: Un hospital de Valencia ameniza la entrada en quirófano a los más pequeños

2 de Mayo de 2010

Tiene 4 años y ya se va a enfrentar a su segunda operación. Pero hoy el miedo se va a quedar fuera del quirófano. Lo más importante es desterrar los nervios de los pacientes más pequeños: nada mejor que esta visita sorpresa en la sala de espera.La risa ha ayudado a Jaime a relajarse. Ahora llega el momento clave: Hay que entrar al quirófano pero esta vez no lo hará solo: Su madre estará con él.Otros detalles ayudan a humanizar la fría sala de operaciones: los médicos, por ejemplo, reciben al niño sin mascarilla. Jaime tampoco tendrá que enfrentarse a las temidas agujas porque la anestesia es inhalada. La operación se realiza con éxito y el niño despierta de nuevo en brazos de su madre. Esta vez pasar por quirófano no ha sido algo traumático.