Vídeo: Un hospital de Tarragona no atiende a un hombre con un infarto por llegar media hora antes de cerrar

4 de Enero de 2012

Un hombre de 64 tras sufrir un infarto no ha podido ser atendido en el hospital Joan XXXIII por haber llegado media hora antes del cierre. El paciente que no se creía lo que estaba ocurriendo fue llevado a otro centro de Barcelona donde le trataron de su dolencia. Casi dos semanas después del susto, Felipe y su mujer han vuelto a recuperar la sonrisa. Pero no entienden que se haga un traslado de dos horas para un caso tan grave. El departamento de salud asegura que desde al año 2000 el código infarto prevé que a partir de las cinco de la tarde los pacientes de cualquier hospital de Cataluña se trasladen al de Bellvitge, en Barcelona. Ahora investigan si el hospital aplicó la norma correctamente.