Vídeo: Homs:

18 de Diciembre de 2012

El gobierno catalán ha aprobado este martes un nuevo impuesto sobre los depósitos bancarios que grabara a los bancos y cajas que operan en Cataluña. Con esto se prevé recaudar unos 500 millones al año. El portavoz del govern, Francesc Homs, ha justificado esta decisión por la necesidad de cumplir con el objetivo de déficit del 0´7% para las CCAA, que considera imposible, y como respuesta al impuesto de tipo 0%  a los depósitos bancarios que está tramitando el gobierno español y que blinda que las comunidades puedan cobrar otro impuesto a los bancos. El gravamen entraría en vigor con carácter retroactivo y con fecha 29 de noviembre (el del gobierno entra en vigor el 1 de diciembre). También ha asegurado que esta medida fiscal no afectara a los ciudadanos según especifica la propia ley. Homs ha reconocido que este es un tema que esta sobre la mesa en las conversaciones con ERC para llegar a un pacto de legislatura.