Vídeo: He visto que la cercanía de mi muerte era muy clara

29 de Marzo de 2011

Hace de guía por el monte a toda la comitiva y señala el lugar donde se encuentra el zulo. Y a quien se lo señala es direcatamente al juez Baltasar Garzón. Arkaitz Goikoetxea no sólo enseña donde guardaba el 'Comando Vizcaya' el material también explica en que atentados lo utilizaron. Y reconoce, sin inmutarse, para que iban a utilizar estos sedantes que Txeroki, el jefe de ETA, les entregó en persona. Su uso era para secuestrar y asesinar a un concejal de Eirbar. Ese concejal es Benjamin Atutxa, que cuando ve esta confesión del etarra tiene presente que salvó la vida por muy poco. Lo único que evitó ese final fue la seguridad que hoy continúa siguiendo sus pasos. Es un trago duro y crudo, tan crudo como que la intención de ETA repetir con él lo mismo que hicieron con Miguel Ángel Blanco en 1997.