Vídeo: Hasta la muerte tiene un precio

1 de Noviembre de 2013

Llegado el momento del descanso eterno, llega también el de pasar por caja. En España, un funeral con los servicios básicos de ataúd, traslado y enterramiento, cuesta una media de 3.500 euros. Sin tener en cuenta los 20 millones de españoles que tienen contratado un seguro de decesos, a pesar de que puede salir hasta tres veces más caro.Es el negocio de la muerte y las diferencias de precio varían en función de la competencia que haya entre las compañías aseguradoras y de la ciudad. En Barcelona y Tarragona un sepelio cuesta 6.000 euros de media, mientras que en Cuenca o Tenerife ronda los 2.000. Además, quiénes piensen en la incineración como solución, tiene que tener en cuenta que su precio es similar al de un entierro.