Vídeo: No habrá marcha atrás

10 de Septiembre de 2010

En la tranquila reunión de Zapatero con el secretario general de la OTAN el rumor de la batalla lo han puesto los ecos de la multitudinaria reunión de delegados sindicales celebrada ayer en el Palacio de Vistalegre, donde pidieron su dimisión.El presidente del Gobierno se lo ha tomado con su talante y dice que hay que estar preparado para todo.Sin embargo ha querido dejar claro que con la refoma laboral no ha traicionado sus principios: era la que la economía necesitaba y no piensa modificarla.Ante las críticas por sus cambios, el presidente precisa, no son rectificaciones sino adaptaciones.Y a quien dice que todas estas decisiones le están dejando sólo les responde que está arropado, pero no despeja si será el candidato del PSOE en el 2012.Y a ETA envía una nueva advertencia. Desconfía de sus palabras y tendrán que poner sobre la mesa pruebas muy contundentes de su deseo de dejar las armas.