Vídeo: Guindos: "Los bancos dejarán de hacer de inmobiliarias"

2 de Febrero de 2012

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado esta tarde en que consistirá la reforma financiera. Se fijan plazos para realizar fusiones y se obliga a los bancos a tener muchas más reservas de capital para cubrir sus préstamos  ligados a la construcción. Las entidades financieras deberán sacar a la luz el valor real del 'ladrillo'. Para empezar, necesitarán 50.000 millones de euros antes de que acabe el año. Para respaldar sus propiedades, pueden apoyarse en la hucha de los beneficios o intentar captar  más capital. Las entidades que no puedan hacerlo en solitario pueden fusionarse con otras o recurrir al dinero público, el del Fondo de Reestructuración Ordenada de los Bancos. Un dinero que no pesa en las cuentas públicas, no genera déficit y que, una vez que la entidad se sanee, se devolvería a un interés de mercado, en torno al 8%. Luis de Guindos ha insistido en que no se trata de "dinero público". La presentación informática del ministro ha fallado, como el crédito. Así que el Gobierno quiere que a estas entidades más fuertes les cueste menos financiarse fuera y den más préstamos. "Los bancos dejarán de hacer de inmobiliarias y se dedicarán a captar pasivo y dar crédito", ha sentenciado Guindos. Las ventajas de todo este diseño son muchas para los ciudadanos: si los bancos venden todos los pisos, bajarán los precios. Y todo muy rápido. Con esta reforma financiera exprés en julio tendremos nuevo mapa bancario.