Vídeo: La Guardia Civil también lucha contra el fuego

31 de Agosto de 2013

En cuanto se desata un incendio grave comienza el trabajo de la Guardia Civil. Lo primero es buscar el origen del fuego para investigar la causa. A veces se tarda bien poco. "Minutos. Es llegar, encontrarnos un incendio, presentarnos en el incendio y estar el paisano intentando apagarlo", explica Salvador Ortega, capitán del SEPRONA. Otras veces, sin embargo, pasan años. O nunca se descubre. "El fuego se emplea en otro tipo de delitos para olcultar pruebas. Eso indica la dificultad de la investigación de este tipo de hechos", comenta el capitán Ortega. En lo que va de 2013 han resuelta ya casi el 40%. 173 personas entre imputados y detenidos, entre ellos un compañero del Instituto Armado. "En este caso se ha actuado con la misma contundencia que en el resto de investigaciones. La Guardia Civil es la principal interesada en esclarecer éste y todos los hechos similares", sentencia Salvador Ortega. Aún así, la mayoría obedecen a accidentes o, peor, negligencias. Siguen dándose por botellas de cristal arrojadas al monte o, concretamente 15 incendios graves este año, por colillas mal apagadas. "Hay conductas que ponen gratuitamente nuestros montes en peligro". Para evitar un incendio, sentido común. Y si nos encontramos con uno, lo mismo. Lo primero, la seguridad. "A partir de ahí, si es posible porque es un incendio muy incipiente, colaborar en extinguirlo en la medida de lo posible. Nunca extralimitándose. Hay que tener claro las capacidades de cada uno", aconseja el capitán de la Guardia Civil. Y si hay dificultades para abandonar la zona, mejor resguardarse en terreno ya quemado.