Vídeo: La Guardia Civil investiga en Vigo la muerte de una anciana y de su hijo

13 de Octubre de 2010

El hijo tenía 50 años, esquizofrenia severa y vivía junto a su madre anciana... Y los dos, aislados del mundo en esta casa perdida en el monte gallego. Sólo los gritos de un brote psicótico podían convertir lo siniestro en terrorífico. Los investigadores creen que el hijo, en un ataque, apaleó a su madre, de 92 años y enferma de Alzhemier. Tenía golpes en la cabeza y cortes por todo el cuerpo. Son del machete con el que supuestamente su propio hijo la mató. Luego, se suicidó. Su cadáver también está lleno de heridas. Por eso, se pensó que pudo haber sido un robo o que hubiese una tercera persona. Pero no falta nada en la casa, no hay ninguna puerta forzada y tampoco iba a verlos mucha gente. Sólo en la autopsia se comprobará si sus heridas se las hizo él mismo.No tenían mucha relación con sus vecinos porque casi nunca salían de casa. Los cadáveres los encontró otra hija de la mujer que iba a verlos de vez en cuando y que tuvo que ser atendida por el shock. Podían llevar muertos varios días. Son las víctimas de la desatención.