Vídeo: Una grúa de construcción amenaza con caerse en Alquería, Murcía

13 de Enero de 2014

Se decía que las ardillas atravesaban la península de árbol en árbol, después con la burbuja inmobiliaria de grúa en grúa, pero estas están mejor  plantadas: no hay dinero para desmontarlas pero existe el riesgo de que se caigan, como esta de Alquería, Murcia.  "Cualquier día se nos puede caer encima de la cabeza", señala un vecino. No es una excepción, las constructoras quebradas no pueden hacerse cargo del desmantelamiento de una grúa. Cuesta entre 4.000 y 6.000 euros y necesita unas seis personas. Además, si se ponen multas no se cobran porque las empresas son insolventes. "Hombre, caminas con temor cuando vas por aquí. Hace siete años que se quedó abandonada la obra y aquí no pasa nadie a revisarla ni nada". El mantenimiento se debe hacer cada cuatro meses, si no es así, una grúa corre el riesgo derrumbarse. Sin embargo, existen grúas abandonadas durante años.